Siempre he experimentado una fuerte conexión con la naturaleza y los animales; y desde que era una niña tuve el sueño de hacer éste, un mundo mejor; a través de mis enseñanzas, mi guía y sanando. Desde que tengo uso de memoria solía pasar el tiempo en la parte trasera del jardín de mi casa, disfrutando de la naturaleza y observando a mis mascotas y otros animales. Muchas veces me encontré hablando con ellos, con la esperanza de que puedan entenderme, tal como sucedía en la película “Dr. Doolitle”. Me tomó un buen tiempo el cumplir este sueño.

Mis abuelos vivían en una granja con muchos animales, y yo pasaba las vacaciones con ellos, solían ser mis días favoritos. Al ver que los animales eran sacrificados para convertirse en alimento, sentí esa fuerte conexión, que logró convencerme de que no volvería a comer carne.

A medida que fui creciendo tuve que tomar la decisión de trabajar con animales o convertirme en profesora. En mi deseo de conocer el mundo, me decidí por el último y empaque las maletas para salir al extranjero. Le resultó extraño a todos, que una hermosa casa, un compañero sentimental y un trabajo exitoso no lograsen calmar mi sed interna de conocimiento hacia la vida.

Un par de años más tarde lo logré. Primero tuve que entender que sólo YO podía tomar las decisiones necesarias y que para abrir una nueva puerta, es necesario cerrar otra.

Viaje a través de Sud América, trabajando en distintas áreas, mientras buscaba el verdadero significado de la vida. El universo nos muestra el camino correcto, siempre y cuando aprendamos a escuchar. Mi camino espiritual ha sido bastante escarpado desde que comencé a entender la grandiosidad de la vida, cuatro años atrás, cuando me contacte con seres angelicales. Comprendí que sólo curándome a mí misma, sería capaz de ayudar y apoyar a los demás.

¿Cómo podría enseñar algo o ayudar curando una aflicción, si no había empezado conmigo misma? Existen etapas oscuras y difíciles a veces, pero es maravilloso descubrir que después de la tormenta SIEMPRE sale el sol y una vez que empezamos a movernos hacia la luz, ésta se torna más brillante y los cielos menos oscuros y tormentosos. Yo sentí la transparencia y la luz surgiendo dentro de mí, generando un entorno de paz conmigo y los demás, sobre todo hacia todo lo pasado. Esta se convirtió en una hermosa travesía, llena de poder y lo más increíble que llegue a comprender es que TODOS tenemos la capacidad para lograr lo mismo.

 

 Charlie

Charlie

 Shusha

Shusha

Cuando empecé a viajar, tuve que dejar a mi hermoso acompañante Charlie (foto izq.). Me rompió el corazón y la culpa me acompaño durante mucho tiempo. Gracias a la comunicadora intuitiva de animales Danielle MacKinnon, entendí que Charlie me había dado la fuerza necesaria en mi camino hacia la libertad y que nosotros teníamos un “CONTRATO DE ALMA”. Y gracias a sus maravillosos cursos de comunicación animal, fui capaz de aprender el “lenguaje” de los animales y la manera en la que se comunican con nosotros, los humanos. Entendí que cada una de las especies que habitan la tierra, en especial los animales, tal como tu mascota o un animal salvaje, tienen un mensaje que comunicarnos. Con todos ellos nosotros mantenemos un tipo de conexión espiritual, de ese modo ellos QUIEREN guiarnos y enseñarnos.

Cada vez que me conecto con un animal, siento admiración por el amor incondicional que ellos sienten hacia nosotros, y ese deseo de ayudarnos a evolucionar en nuestras vidas. Es mi más grande pasión y deseo, el poder transmitir todo este conocimiento al mundo, para que este se convierta en un lugar más pacífico y lleno de amor para que todos vivamos en él.